Tanto en tratamientos fisioterapéuticos como en procedimientos de estética los resultados son excelentes. La parafina actúa como humeante natural y con el calor entrega suavidad en la piel.  Se realiza con un equipo especializado a manos de expertos en la materia.