Es uno de los pocos procedimientos no invasivos e indoloros diseñados para mejorar laxitud de la piel tanto facial como corporal. El paciente podrá retornar en forma inmediata su actividad social o laboral sin contratiempos.